martes, 28 de junio de 2016

MI TARTA DE MIS BODAS DE PLATA

Hoy os traigo la tarta que hice para mis bodas de plata, la cual cuando la estaba
 haciendo la verdad el miedo de que no me iba a salir bien salio de ese cajón que 
lo tengo guardado, pero gracias a Dios que tengo unos amores que no me dejan 
caer y me animan y no dejan que esos miedos me devoren, me hizo una gracia lo
 que me dijo mi marido tienes miedo pues hazla con miedo pero hazla y así la hice
 y el resultado no quedo mal, yo misma me sorprendí jajaja, y mi gran santificación 
ha sido que todos me felicitaron y eso para mi es muy gratificante.











PARA UNA TARTA DE TRES PISOS, 25-28 RACIONES

_ 1000 grs de colacao

_ 6 rulos de galletas María ( según sea el molde redondas o cuadradas)
_ 250 grs de mantequilla
_ 1 litro de leche
_ Adornos: Estrellitas de azúcar, fideos de chocolate, corazones ...etc

















En primer lugar forramos los tres moldes con papel transparente de cocina, 
dejaremos que nos sobre bastante papel por los lados, para poder tapar la tarta al llevarla 
al frigorífico. En este caso, como la tarta es de tres pisos he forrado tres moldes de 
diferentes medidas para montarla. ( 24 cms - 20 cms - 16 cms).

A continuación en un cuenco grande hacemos la crema de chocolate. Ponemos el 

ColaCao, añadimos la mantequilla en pomada y un chorreón de leche. Movemos 
para mezclar, seguimos moviendo hasta conseguir una crema lisa y sin grumos. 
Reservamos.

Seguidamente vamos mojando las galletas en leche templada, con cuidado que no 

se nos deshagan. 
Vamos colocando las galletas hasta rellenar la primera tanda sin dejar huecos, 
es importante para que después nos quede una tarta lisa.

Empezamos a extender una capa de crema de chocolate, la suficiente para 

cubrir bien la superficie.
Repetimos la operación hasta alcanzar las capas que queramos.
Terminamos con una capa de galletas, que es la que nos quedará de base al 
darle la vuelta para la presentación. Cerramos la tarta con el plástico que 
habíamos dejado sobrante en los bordes y llevamos al frigorífico. Mejor de un
 día para otro.

Cuando la saquemos del frigorífico, retiramos el plástico. Preparamos la

bandeja donde vayamos a presentarla y la utilizamos de tapadera, dándole
la vuelta como si fuese una tortilla.

Estará compacta, por el frío, y no nos costará trabajo alguno. Ya tenemos 

el primer piso, el más grande.

Untamos un poco de crema de chocolate en el centro, a modo de 

"pegamento".

Para montar el segundo y tercer piso, seguimos el mismo proceso.


Al estar fría, tendrá la consistencia suficiente para manipularla, sin que nos 

cueste trabajo.

Con el resto de la crema de chocolate que hemos reservado, cubrimos totalmente 

la superficie de la tarta.

Llevamos nuevamente a el frigorífico, dejamos una hora para que coja cuerpo

 y damos una segunda capa. En ese momento la dejaremos lo más lisa posible 
y pasaremos a adornar.

La adornamos con lo que más nos guste fideos de chocolate, bolitas de colores, 

adornos de azúcar. Yo la he adornado con fideos de chocolate y estrellitas de 
azúcar y los novios.
NOTA

He elegido este tipo de tarta porque imaginaba que a todo el mundo le gustaría, es la típica tarta de la abuela con un toque distinto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario