jueves, 22 de diciembre de 2016

SOLOMILLO WELLINGTON DE MI AMIGA ATENEA

Hoy mi amiga Atenea nos ha querido sorprender con este solomillo que hizo el año
pasado para la cena de Noche Buena, me comenta que fue todo un éxito ya estaba
muy rico, agradecerle desde aquí que haya querido aportar está receta a mi blog,
muchas gracias guapa. Bueno voy a la receta.









   _  1 solomillo de cerdo
   _ 1 plancha de hojaldre
   _ 1 cebolla grande
   _ 1 lata de un buen paté
   _ Sal, aceite de oliva, pimienta
   _ 1 huevo








Salpimentamos el solomillo y calentamos una sartén con una gotita de aceite.
Cuando esté bien caliente, doramos el solomillo por todas sus caras. 
No tiene que cocinarse por dentro, tan sólo sellarse, unos segundos por cada lado, dorarse ligeramente, para que los jugos queden dentro. Lo retiramos en un plato y dejamos que se enfríe.

   Aparte, en una sartén o cazo, pochamos la cebolla a fuego muy suave, con un chorro de aceite y una pizca de sal. La hacemos a fuego lento durante unos 20 minutos, hasta que esté muy blandita, casi caramelizada. Dejamos enfriar.

   Es importante que el relleno esté frío para que podamos manipular el hojaldre.
Si no, con el calor se ablandará y se romperá. Por tanto, cuando esté todo frío, pasamos a montar los ingredientes. 

   Precalentamos el horno a 190º. Extendemos la lámina de hojaldre, y la cortamos 
un poco más larga que nuestro solomillo, dejando margen para que cierre por los lados. Reservamos también unas tiritas para decorar.

   En el centro del hojaldre colocamos un poco de paté, como unos 3-4 mm de grosor, ocupando lo mismo que el solomillo. Sobre él, extendemos la cebolla, y terminamos poniendo el solomillo sobre ésta. Como la pieza que ha utilizado yo no estaba entera y se estrechaba hacia el final, la he cortado y puesto en el otro sentido para que quede más igualado.

Doblamos los extremos del hojaldre para cerrar el tubo por el principio y el final, y a continuación plegamos el hojaldre de un lado cubriendo el solomillo, cerrando bien los extremos. Repetimos con el otro lado del hojaldre y lo colocamos sobre una fuente de horno, con la junta hacia abajo (ahora la cebolla y el paté nos quedarán arriba). 

   Decoramos como más nos guste con las tiritas de hojaldre que habíamos reservado y pintamos todo con huevo batido. 

   Metemos al horno y cocinamos durante unos 18-22 minutos, según nos gustmás o menos hecho. 

   Una vez hecho, lo sacamos a una fuente y lo dejamos reposar unos minutos antes de servir. Así tal cual está estupendo, pero se puede acompañar de un poco de mostaza o una salsa o mermelada de frutos rojos. 
 El corte!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario