martes, 10 de enero de 2017

TARTA FILIPINOS

Hoy os traigo esta rica tarta que hizo para la cena de Noche Vieja, a todos les encanto ya que no es una nada empalagosa, bueno voy a la receta.










Para la base:

180 gr de filipinos (los de marca blanca también nos sirven)
pueden ser solo de choco o como yo de choco y blancos
70 gr de mantequilla ablandada

Para la crema:

400 ml de nata de montar (la que tiene un 35% de grasa)
1 yogur griego azucarado (125 gr)
200 gr de queso crema (tipo philadelphia)
150 gr de azúcar
3 sobres de cuajada

Para adornar:

22 filipinos, dependerá de vuestro molde.









Comenzamos haciendo la base, trituramos los filipinos  yo he puesto blancos y choco en la thermomix o con una batidora 5 Seg, a Vel 7.



 Añadimos la mantequilla, que tiene que estar blanda y mezclamos 20 Seg, Vel 4. 

Ponemos esta mezcla en el fondo de un molde desamoldable y aplastamos bien. 


Horneamos 10 minutos a 180º. Dejamos enfriar.


Nos ponemos con la crema, en el vaso de la thermomix ponemos todos los ingredientes (nata, queso, yogur, azúcar y sobres de cuajada), y mezclamos primero.
20 Seg, Vel 3 y luego calentamos 7 Min, 100º ,Vel 4.

 Podemos hacerlo en un cazo grande, calentando a fuego suave, hasta que vemos que empieza a espesar.

Ahora vamos con el montaje, hay que ser rápidos, por lo que antes de que la crema
del relleno esté lista tenemos que tener colocados los filipinos sobre la base de galletas
y alrededor de todo el molde yo he puesto uno blanco uno de choco, pero si queremos 
los podemos poner de un solo sabor.

 La crema va a salir muy caliente y espesa, por lo que la vertemos en el molde
 con cuidado de que no nos tumbe ningún filipino de los que hemos puesto alrededor. 
Como sale muy caliente, el chocolate de los filipinos empezará a derretirse, así que 
para que no nos fastidie la tarta, en cuanto hayamos vertido la crema la metemos
en el frigorífico. 


La dejamos un par de horas mínimo,  a mi me gusta hacerla el día antes y tenerla en 
la nevera hasta la hora de servir. Antes de servirla, la adornamos y desamoldamos 
con cuidado, pasando un cuchillo sin punta por los bordes del molde, despacito, ya 
veréis que se desamolda bien.
El corte!!

NOTA

. Al estar rodeada de los filipinos, que son a fin de cuentas, aros de chocolate, 
esto nos va a marcar el corte de cada ración, por lo que es una tarta que cunde
mucho.

. Los filipinos se mantienen crujientes, así que es un bocado exquisito.

.  Otra cosa, estas cantidades son para un molde de 18-20 cm, la crema queda justa,
para que los filipinos sobresalgan y haga ese dibujo tan bonito a modo de arcos. 

. Si queréis una tarta más grande deberemos doblar las cantidades, pero los tiempos
de cocinado serán los mismos.

. La cuajada en polvo. podemos sustituirla por gelatina neutra. la textura variará
ligeramente, será menos cremosa, pero os quedará bien igualmente. 
En ese caso, usaremos unos 25 gr de gelatina en polvo o unas doce o trece 
hojas de gelatina (que hay que hidratar antes). 
En cualquier caso, lo mejor es que leáis las indicaciones del fabricante para ver
bien las equivalencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario